9 de abril de 2009

Un tocinito de cielo para mi niño penitente!

Aprovechando que estaban mis cuñaos Diego y Bea por Sevilla, nos fuimos el lunes santo a ver algunas procesiones.


Ví algunas cosas que me llamaron la atención. Una es que cada penitente llevaba a su lado a uno o dos familiares que cargados con sus bolsas o mochilas le iban arrimando agua y comida. En este primer vídeo puedes ver como los cariñosos papá y mamá dan a comer al muchacho un tocino de cielo con su plato y tod, no valla a ser que mi niño que ya tiene los _uevos negros se vaya a poner malito.

También me llamó la atención la diferencia en postín de la gente que acompaña al paso. Estos del vídeo es de un barrio humilde y supongo que entre los penitentes y compaña habrá de todas las clases sociales, pero se nota diferencia entre estos y los que acompañaban a la virgen de los estudiantes, que ademas de tener mucha pinta de pijos caminaban delante de la virgen andando patrás.


Penitencia de pelotaso!.


Cada oveja con su pareja.
Publicar un comentario