6 de junio de 2013

¿Porqué somos felices?

Estoy




viendo este vídeo

Dan Gilbert pregunta: ¿por qué somos felices?

Lo que dice Dan Gilbert

Cuando tenés 21 minutos para hablar Dos millones de años se ven como un tiempo muy largo Pero, evolutivamente, dos millones de años es nada Y sin embargo, en dos millones de años el cerebro humano prácticamente triplicó su masa yendo de más o menos 600 gramos de nuestro antecesor, Habilis al pedazo de carne de kilo trescientos que todos tenemos entre las orejas ¿Qué es lo que tiene un cerebro grande que la naturaleza tanto quería que tuviésemos uno?
Bueno, pasa que cuando el cerebro triplica su tamaño no sólo se hace tres veces más grande sino también gana nuevas estructuras Y una de las muchas razones por las cuales nuestro cerebro se hizo tan grande es que hay una nueva parte, llamada el lóbulo frontal, Y particularmente, una parte llamada corteza prefrontal ahora, ¿qué hace la corteza prefrontal por vos que justifique la entera remodelación del cráneo humano en un pestañeo evolutivo?
Bueno, resulta que la corteza prefrontal hace un montón de cosas una de las cosas más importantes que hace es que es un simulador de experiencias Los pilotos practican en simuladores de vuelo para no cometer errores reales en los aviones Los seres humanos tienen esta maravillosa adaptación de poder, de hecho, tener experiencias en su cabezaantes de probarlas en la vida real Este es un truco que ninguno de nuestros antepasados podía hacer y que ningún otro animal puede hacer igual a nosotros. Es una adaptación maravillosa Está ahí a lado de los pulgares oponibles y pararse erguido y el lenguaje como una de las cosas que bajó a nuestra especie de los árboles y la llevó a los centros comerciales
Ahora, todos ustedes hicieron esto Me refiero a, ustedes saben Ben and Jerry's no tiene un helado de hígado y cebolla No porque probaron un poco y dijeron "yuck" Es porque, sin dejar sus asientos Pueden simular el sabor y decir yuck antes de hacerlo
Vamos a ver como están funcionando sus simuladores de experiencia Vamos a hacer un diagnóstico rápido. Antes de seguir con la charla Les muestro dos futuros que quiero contemplen pueden tratar de simularlos y díganme cuál prefieren Uno de ellos es ganar la lotería. Son más o menos 314 millones de dólares Y el otro es quedar parapléjicoPiénsenlo un momento Probablemente sientan que ni siquiera necesitan un momento
Interesantemente, estos son los datos de estos dos grupos de personas datos sobre que tan felices son Y es exactamente como lo esperaban, ¿no? Pero estos no son los datos! Estos los inventé yo
Estos son los datos. Fallaron la prueba sorpresa, y difícilmente han pasado 5 minutos de charla Porque el hecho es que después de un año de haber perdido las piernas, y un año después de ganar la lotería, los ganadores de lotería y los parapléjicos están igualmente felices con sus vidas
Ahora, no se sientan mal por haber fallado la prueba, porque todos fallamos en todas las pruebas sorpresa todo el tiempo La investigación que ha estado haciendo mi laboratorioque los economistas y psicólogos del país han estado haciendo reveló algo muy asombroso para nosotros algo que llamamos el prejuicio de impacto que es la tendencia del simulador a funcionar mal el simulador te hace creer que resultados diferentes son mucho más diferentes de lo que en realidad son
De estudios de campo a estudios de laboratorio vemos que ganar o perder una elección, ganar o perder un compañero romántico tener o no tener ese ascenso, pasar o no pasar ese examen en la universidad progresivamente, tiene mucho menos impacto, menos intensidad y mucho menos duración de la que la gente espera que tenga De hecho, un estudio reciente. Esto casi me deja en el suelo un estudio reciente mostrando como los grandes eventos traumáticos afectan a la gente sugiere que si sucedió hace más de tres meses con pocas excepciones no tiene ningún impacto en nuestra felicidad
¿Por qué? porque la felicidad puede ser sintetizada Sir Thomas Brown escribió en 1642 "Soy el hombre vivo más feliz tengo en mí lo que convierte la pobreza en riqueza, adversidad en prosperidad Soy más invulnerable que Aquiles; la fortuna no tiene lugar alguno donde golpearme" ¿Qué clase de singular maquinaria tiene este tipo en la cabeza?
Bueno, sucede que es precisamente la misma singular maquinaria que todos tenemos. Los seres humanos tienen algo que podemos entender como un sistema inmunológico psicológico Un sistema de procesos cognitivos, principalmente procesos cognitivos no-conscientes que les ayudan a cambiar sus visiones del mundo para poder sentirse mejor acerca del mundo en el que se encuentran Como Sir Thomas ustedes tienen esta máquinaA diferencia de Sir Thomas, parece que ustedes no lo saben
Nosotros sintetizamos la felicidad, pero pensamos que la felicidad es algo que se encuentra Ahora, no necesitan que les dé muchos ejemplos de personas sintetizando felicidad Yo sospecho. Sin embargo les voy a mostrar alguna evidencia experimental no tienen que buscar mucho para encontrar evidencia
Como me desafié a mí mismo, ya que dije esto hace un tiempo en unas charlas Agarré una copia del New York Times y traté de encontrar ejemplos de personas sintetizando felicidadY acá hay tres personas sintetizando felicidad "Estoy mucho mejor física, financiera, emocional y mentalmente y en casi todo otro sentido". "No tengo un minuto de arrepentimiento fue una experiencia gloriosa". "Creo que fue para bien"
¿Quiénes son estas personas tan condenadamente felices? Bueno, el primero es Jim Wright Algunos de ustedes son lo suficientemente viejos como para recordar: él era el presidente de la cámara baja estadounidense. y él renunció con vergüenza cuando este joven republicano llamado Newt Gingrich descubrió un trato turbio que había hecho Lo perdió todo. El demócrata más poderoso del país, lo perdió todo. perdió su dinero, perdió su poder ¿Qué dice sobre eso después de todos estos años? "Estoy mucho mejor física, financiera, emocional y mentalmente y en casi todo otro sentido" ¿En qué otro sentido podría estar mejor? ¿Vegetal? ¿Mineral? ¿Animalmente? Ya lo tiene todo cubierto
Moreese Bickham es alguien sobre quien no han escuchado Moreese Bickham pronunció estas palabras luego de ser liberado Él tenía 78 años. Él pasó 37 años en una prisión en Louisiana por un crimen que no cometió Al final fue exonerado a los 78 años gracias a evidencia de ADN ¿Y qué es lo que tiene para decir acerca de esta experiencia? "No tengo un minuto de arrepentimiento. Fue una experiencia gloriosa" ¡Gloriosa! El no está diciendo,Bueno, había algunas buenas personas. Tenían un gimnasio Fue "gloriosa" una palabra que generalmente reservamos para algo como una experiencia religiosa
Harry S. Langerman pronunció esas palabras, y el es alguien que podrían haber conocidopero no, porque en 1949 leyó este pequeño artículo en el periódico acerca de un puesto de hamburguesas de estos hermanos McDonalds Y pensó "Esa es una muy buena idea!"Entonces fue y los buscó. Ellos dijeron "Podemos darle la franquicia por 3000 dólares"Harry fue de vuelta a New York, le preguntó a su hermano que era inversionista si le podía prestar los 3000 dólares y las inmortales palabras de su hermano fueron "Idiota, nadie come hamburguesas" Y no le prestó el dinero, por supuesto seis meses después Ray Croc tuvo exactamente la misma idea Resulta que la gente sí come hamburguesas y Ray Croc, por un tiempo, se volvió el hombre más rico de Estados Unidos
Y finalmente, ustedes saben, el mejor de los mundos posibles algunos reconocen esta foto del joven Pete Best quien es el baterista original de los Beatles, hasta que, ustedes saben, le mandaron hacer algún mandado y se escabulleron y recogieron a Ringo en un tourbueno, en 1994 cuando entrevistaron a Pete Best sí, todavía es un baterista, sí, es un músico de estudio y tiene esto que decir "Estoy más feliz que lo que hubiese estado con los Beatles"
Ok. Hay algo importante que aprender de estas personas y este es el secreto de la felicidad Acá está, finalmente será revelada Primero: Acumular riquezas, poder y prestigio,luego, perderlo. Segundo: Pasá el mayor tiempo posible en la cárcel Tercero: Hacer a alguien más muy, muy rico Y último: nunca jamás te unas a los Beatles
Ok. Ahora yo, como Ze Frank, puedo predecir su siguiente pensamiento que es, "Sí, claro" porque cuando las personas sintetizan la felicidad, como al parecer estos hombres han hecho todos les sonreímos, pero ponemos los ojos en blanco diciendo, "Sí claro, no querías luego ese trabajo" "Ajá, claro, en serio no tenían tanto en común con ella y te diste cuenta de eso justo en el momento en que te tiró el anillo de compromiso a la cara"
Sonreímos con soberbia porque pensamos que la felicidad sintética No es de la misma calidad que lo que podríamos llamar felicidad natural ¿Qué son estos términos? La felicidad natural es lo que tenés cuando obtenés lo que querías, y la felicidad sintética es lo que hacemos cuando no tenemos lo que queríamos Y es nuestra sociedad tenemos la fuerte creencia que la felicidad sintética es de un tipo inferior ¿Por qué tenemos esa creencia? Bueno, es muy simple. ¿Qué tipo de maquinaria económica seguiría girando si creyésemos que no tener lo que queremos nos hará igualmente felices que tenerlo?
Con mis disculpas a Matthieu Ricard un centro comercial lleno de monjes Zen no será particularmente productivo porque ellos no quieren cosas lo suficiente. Quiero sugerirles que la felicidad sintética es tan real y duradera como el tipo de felicidad contra la cual te chocas cuando obtenés exactamente lo que estabas buscando. Ahora, yo soy un científico, entonces no voy a hacer esto con retórica sino marinándolos en un poco de datos. Primero déjenme mostrarles un paradigma experimental que se usa para demostrar la síntesis de felicidad entre personas regulares. Y esto no es mío. Este en un paradigma de 50 años llamado el paradigma de la libre elección. Es muy simple. Traes, digamos, seis objetos pedís a un sujeto que los ordene por preferencia del más al menos atractivo en este caso, porque el experimento del cual les voy a contar los usa, estas son impresiones de Monet Entonces, todos pueden ordenarlas desde la que les gusta más a la que les gusta menos. Ahora te damos una elección: “De casualidad tenemos algunas impresiones extras en el clóset. Te vamos a dar una como premio para que lleves a casa Sucede que tenemos la número tres y la número cuatro,” le decimos al sujeto. La elección es un poco difícil, porque ninguna se prefiere mucho sobre la otra, pero naturalmente, la gente tiende a elegir la número tres porque les gusta un poco más que la cuatro
Algún tiempo después (puede ser 15 minutos o 15 días) El mismo estímulo se le es mostrado Y al sujeto se le pide re ordenar el estímulo “Decinos cuál te gusta más ahora”¿Qué pasa? Miren como es sintetizada la felicidad Este es el resultado que se ha replicado una y otra vez Están viendo como la felicidad se sintetiza ¿Quiéren verlo de nuevo? ¡Felicidad! “El que me dieron es realmente mejor de lo que pensé ¡El que no me dieron apesta!! Esa es la síntesis de la felicidad
Ahora, ¿cuál es la respuesta correcta a eso? “¡Sí, claro!” Este es el experimento que hicimos, y espero que esto los convenza de que “¡Sí, claro!” no era la respuesta correcta.
Hicimos este experimento con un grupo de pacientes que tenían amnesia anterógrada. Son pacientes hospitalizados La mayoría tiene el síndrome de Korsakoff, una psicosis multi-neurítica, porque tomaron demasiado no pueden formar nuevos recuerdos. ¿Ok? Recuerdan su niñez, pero si entrás y te presentas y después dejás la habitación cuando regresas ya no recuerdan quien sos.
Llevamos nuestras impresiones de Monet al hospital. Y les pedimos a los pacientes que las ordenen desde la que más les gustaba a la que menos. Les dimos a elegir entre la tres y la cuatro Como todos los demás, dijeron, Gracias doctor! Eso es genial, podría usar una nueva impresión. Me llevo la número tres Les explicamos que se las enviaríamos por correo. Juntamos nuestros materiales y dejamos la habitación, esperamos media hora. De vuelta en la habitación, dijimos, “hola, estamos de regreso”. Los pacientes dijeron, “ah, doctor, lo siento, tengo un problema de memoria, por eso estoy acá. si lo conocí antes, no lo recuerdo”. “En serio Jim, ¿no te acordás? Recién estuve acá con las impresiones de Monet” “Lo siento doctor, no tengo idea.” “No importa Jim. Todo lo que quiero que hagas es ordenar esto desde la que más te gusta a la que menos”.
¿Y qué hicieron? Bueno, primero vamos a asegurarnos de que realmente tienen amnesia. Preguntamos a estos pacientes amnésicos cual era la que ellos tenían, cuál eligieron la última vez, cuál era suya. Y los pacientes amnésicos sencillamente adivinaban Estos son controles normales, donde si te pregunto a cualquiera de ustedes, todos van a saber cuál es. Pero si lo haces con pacientes amnésicos, no tienen idea. No pueden elegir una de la línea.
Esto es lo que los controles normales hacen: sintetizan la felicidad. ¿Verdad? Éste es el cambio en el orden, el cambio de la primera vez que ordenaron y la segunda Los controles normales muestran - Esa es la magia que les mostré, ahora se las muestro de esta forma gráfica -- “El que yo tengo es mejor de lo que pensaba. El que no tengo, el que dejé atrás, no era tan bueno como lo pensé.” Los amnésicos hacen exactamente la misma cosa. Piensen en este resultado.
A estas personas les gusta más el que tienen, pero ellos no saben que lo tienen. “Sí, claro”, ¡no es la respuesta correcta! Lo que estas personas hicieron cuando sintetizaron felicidad es realmente cambiar su reacción afectiva, hedónica, estética con la impresión.No sólo lo dicen porque lo tienen porque no saben que lo tienen
Ahora, los psicólogos te muestran barras, vos sabés que te muestran promedios de mucha gente. Y sin embargo, todos nosotros tenemos este sistema inmunológico psicológico,esta capacidad de sintetizar la felicidad, pero algunos de nosotros hacemos este truco mejor que otros Y algunas situaciones permiten a todos hacerlo más eficientemente que en otras situaciones. Resulta que la libertad – la habilidad de decidirte y cambiar de opinión –es la amiga natural de la felicidad, porque te permite elegir entre todos esos deliciosos futuros y encontrar el que más vas a disfrutar. Pero la libertad de elección – tomar decisiones y cambiar de idea – es la enemiga de la felicidad sintética. Y les voy a mostrar por que.
Dilbert ya lo sabe por supuesto. Están leyendo la caricatura mientras hablo. “Soporte técnico de Dogbert. ¿Cómo puedo abusarlo?” “Mi impresora imprime una página en blanco después de cada documento.” “¿Por qué se quejaría de tener papel gratis?” “¿Gratis? ¿No me están dando mi propio papel?” ¡hombre! ¡Mirá la calidad del papel gratis comparando con tu feo papel regular! ¡Sólo un tonto o un mentiroso diría que se ven igual!“ “¡Ah! Ahora que lo mencionas, sí se ve un poco más sedoso” “¿Qué estas haciendo?” “Estoy ayudando a las personas a aceptar cosas que no pueden cambiar”. Ciertamente
El sistema inmunológico psicológico funciona mejor Cuando estamos totalmente atascados, cuando estamos atrapados. Esa es la diferencia entre noviazgo y matrimonio, ¿verdad? Me refiero a que, cuando salís con un tipo, y se mete el dedo en la nariz; no volvés a salir con él ¿Estas casada con un tipo que se mete el dedo en la nariz? Sí, pero tiene un corazón de oro; no toques la torta. ¿Sí? Vas a encontrar una manera de estar feliz con lo que sucedió. Ahora lo que quiero mostrarles es que la gente no sabe esto acerca de sí mismos, y no saber esto puede volverse una suprema desventaja.
Acá está un experimento que hice en Harvard. Hicimos un curso de fotografía, un curso de fotografía en blanco y negro, y permitimos que los alumnos que vengan y aprendan a usar el cuarto oscuro Entonces les dimos cámaras, fueron por el campus, tomaron doce fotos de sus profesores favoritos, sus dormitorios, su perro. Y todas esas otras cosas de las cuales querían recuerdos. Nos trajeron la cámara, hicimos las hojas de contacto decidieron cuales eran las dos mejores, y estuvimos seis horas enseñándoles sobre cuartos oscuros,e imprimieron dos, y tuvieron dos glossies de 8 por 10 de cosas de significaban algo para ellos, y dijimos, “¿Cuál te gustaría dejar?” Ellos dijeron, “¿Tengo que dejar una?” “Oh, sí. Necesitamos una como evidencia del proyecto de aula. Entonces tenés que darme una. Tenés que tomar una decisión Vos te quedás con una, y yo me quedo con una.”
Ahora, hay dos condiciones en este experimento. En un caso, al estudiante se le dice, “Pero, sabes, si querés cambiar de idea, siempre voy a tener la otra acá, y en los próximos cuatro días, antes de que las mande a la central, estaría encantado” sí, “central” “Estaría encantado de cambiarla contigo. De hecho, voy a ir a dejártela en tu dormitorio sólo mandame un email. Mejor, voy a checarlo contigo Si querés cambiar de opinión, es totalmente retornable. A la otra mitad de los estudiantes se les dijo exactamente lo contrario: “Elegí, y por cierto, se esta mandando el correo, dios, en dos minutos, a Inglaterra. Tu fotografía estará volando a través del Atlántico Nunca más vas a verla”.Ahora, a la mitad de los estudiantes en cada una de estas condiciones Se les pide hacer predicciones sobre que tanto van a gustar de las fotos que van a conservar y la que van a dejar atrás. A otros estudiantes sencillamente son enviados de vuelta a sus dormitorios Y se les mide durante los siguientes tres a seis días En su gusto, su satisfacción con la fotografía Y miren lo que encontramos
Primero, esto es lo que los estudiantes piensan que va a pasar Ellos piensan que va a llegar a gustarles la fotografía que eligieron un poco más que la que dejaron atrás, pero estas diferencias no son significativas estadísticamente hay un pequeño incremento, y no importa mucho si estaban es la condición reversible o irreversible
Mal-o. Malos simuladores. Porque esto es lo que realmente está pasando. Justo antes del cambio y cinco días después a la gente que está atorada con su fotografía, que no tiene opción que nunca puede cambiar de opinión, realmente le gusta! Y la gente que esta deliberando “¿Debería devolverla?” ¿Será que elegí la correcta? ¿Quizá esta no sea la buena? Quizá dejé la buena. Se suicidó no les gusta su fotografía, y de hecho incluso después de que el tiempo de cambiarla expiró, todavía no les gusta su fotografía. ¿Por qué? Porque la condición reversible no es propicia a la síntesis de la felicidad.
Entonces esta es la pieza final del experimento Trajimos todo un grupo nuevo de inocentes estudiantes de Harvard y dijimos, “Saben, estamos haciendo un curso de fotografía, y podemos hacerlo de dos formas. Podemos hacerlo de tal forma que cuando toman las dos fotografías, van a tener cuatro días para cambiar de opinión O vamos a hacer otro curso donde toman dos fotografías y deciden ahí mismo y nunca más pueden cambiar de opinión. ¿En que curso quieren estar?” ¡Dah! 66 porciento de los estudiantes, dos tercios,prefirieron estar en el curso donde podrían cambiar de opinión. ¿Hola? 66 porciento de los estudiantes eligieron el curso en el que van a estar profundamente insatisfechos con la fotografía Porque no saben en que condiciones crece la felicidad sintética
El Bard lo dijo mejor, claro, y está probando mi punto acá pero lo está haciendo hiperbólicamente: “No hay nada bueno o malo / pero pensarlo lo hace así” Es linda poesía, pero no puede ser exactamente correcto. ¿Realmente no hay nada bueno o malo? En serio ¿operarse de la vesícula y viajar a París son la misma cosa? Eso se ve como un test de CI de una sóla pregunta No pueden ser exactamente lo mismo
En una prosa más pomposa, pero más cerca de la verdad, está el padre del capitalismo moderno, Adam Smith, y el dijo. Vale la pena pensar en esto: “Esta gran fuente de tanto miseria como desorden en la vida humana parece venir de la sobrevaluada diferencia entre una situación permanente y otra… Algunas de estas situaciones pueden, sin duda, merecerse ser preferidas a otras, pero ninguna puede merecerse que se la persiga con tal ardor apasionado que nos lleve a violar las reglas de la prudencia o la justicia, o corromper la futura tranquilidad de nuestras mentes por la vergüenza que acarrea el recuerdo de nuestra propia insensatez o por el remordimiento del horror de nuestra propia injusticia”. En otras palabras: sí, algunas cosas son mejores que otras.
Tenemos que tener preferencias que nos lleven a un futuro en lugar del otro. Pero cuando estas preferencias nos arrastran demasiado fuerte y demasiado rápido porque sobrevaluamos las diferencias entre esos futuros, estamos en riesgo. Cuando nuestra ambición está atada, nos lleva a trabajar alegremente Cuando nuestra ambición no está atada, nos lleva a mentir, engañar, robar, lastimar a otros, a sacrificar cosas de verdadero valor. Cuando nuestros miedos están atados, somos prudentes, cautelosos, atentos.Cuando nuestros miedos no están atados y son pretenciosos, somos impudentes y cobardes.
La lección con la que quiero dejarles de estos datos es que nuestros anhelos y preocupaciones son hasta cierto punto pretenciosos porque dentro nuestro tenemos la capacidad de hacer la materia misma que estamos constantemente buscando cuando escogemos una experiencia
Gracias
Publicar un comentario en la entrada