22 de agosto de 2006

Cinco hermanos. Ninguno está bien.

Durante unos años he ido guardando videos y fotos que me pudieran servir para explicar el entorno en el que me he criado. Mi madre parió 5 hijos como cinco soles. La pena es que con el tiempo los 5 nos hemos ido estropeando. A todos nos ha gustado el pitraque y los chismaillos. De pequeños no jugábamos a la “plei estesión”, jugábamos a la varilla o a las peleas con tirachinas, hacíamos cuevas y nos escondíamos en los autobuses que Medina tenía de chatarra en el Pilarejo. Algo debió de pasar para que ninguno de los 5 estemos bien. En este video puedes ver la demostración desde el mayor, hasta el más chico, todos tenemos falta. Mi madre no pidió ayuda a la junta de Andalucía, pero seguro que le hubieran dao una pasta por criar a 5 tontos en un piso de maestros. Espero que os divierta.
Publicar un comentario