25 de mayo de 2007

Cyrano de Bergerac (1950)

H e leído pocos libros.Los puedo contar con los dedos de una mano. Uno de ellos fue Cyrano. Me encantó. Hoy he querido buscar los versos, especialmente aquellos en los que Cyrano se dirige a su amada Roxane.
No los he encontrado, por lo que buscaré el libro que tengo por casa y lo ojearé.
Pero sí he encontrado allí (en Sin ánimo de ofender), unos cuantos versos en los que Cyrano se refiere a su naríz, con múltiples adjetivos.

Guiche:

¿Nadie se encarga de responderle?

Valvert:

¿Con que nadie? ¡Espera!
¡Voy a echarle una pulla que le hiera!
(Colocándose con fatuidad delante de Cyrano, que le observa atentamente.)
Tenéis una... nariz... muy... grande.
(Gravemente). Mucho.

Cyrano:

¡Ja! ¡ja!
(Imperturbable.)
¿Y qué más?

Valvert:

Pero...

Cyrano:

Seguid: ya escucho (Pausa.)
Eso es muy corto, joven; yo os abono
que podíais variar bastante el tono.
Por ejemplo: Agresivo: 'Si en mi cara
tuviese tal nariz, me la amputara'.
Amistoso: '¿Se baña en vuestro vaso
al beber, o un embudo usáis al caso?'
Descriptivo: '¿Es un cabo? ¿Una escollera?
Mas, ¿qué digo? ¡Si es una cordillera!'.
Curioso: '¿De qué os sirve ese accesorio?
¿De alacena, de caja o de escritorio?'
Burlón: 'Tanto a los pájaros amáis,
que en el rostro una alcándara les dais?'
Brutal: 'Podéis fumar sin que el vecino
- ¡Fuego en la chimenea! - grite?' Fino:
'Para colgar las capas y sombreros
esa percha muy útil ha de seros'
Solícito: 'Compradle una sombrilla:
el sol ardiente su color mancilla'.
Previsor: 'tal nariz es un exceso:
buscad a la cabeza contrapeso'.
Dramático: 'Evitad riñas y enojo:
si os llegara a sangrar, diera un Mar Rojo'.
Enfático: '¡Oh, Nariz!... ¡Qué vendaval
te podría resfriar? Sólo el mistral.
Pedantesco: 'Aristófanes no cita
más que un ser solo que con vos compita
en ostentar nariz de tanto vuelo:
el Hipocampelephantocamelo'.
Respetuoso: 'Señor, bésoos la mano:
digna es vuestra nariz de un soberano'.
Ingenuo: 'De qué hazaña o qué portento
en memoria, se alzó este monumento?'
Lisonjero: 'Nariz como la vuestra
es para un perfumista linda muestra'.
Lírico: '¿Es una concha? ¿Sois tritón?'
Rústico: ¿Eso es nariz o es un melón?'.
Militar: 'Si a un castillo se acomete,
aprontad la nariz: ¡terrible ariete!'.
Práctico: '¿La ponéis en lotería?
¡El premio gordo esta nariz sería!'
Y finalmente, a Píramo imitando:
'¡Malhadada nariz que, perturbando
el rostro de tu dueño la armonía,
te sonroja tu propia villanía!'
Algo por el estilo me dijerais
si más letras e ingenio vos tuvierais;
mas veo que de ingenio, por la traza,
tenéis el que tendrá una calabaza,
y ocho letras tan sólo, a lo que infiero:
las que forman el nombre: Majadero.
Sobre que, si la faz de este concurso
me hubieseis dirigido tal discurso
e, ingenioso, estas flores dedicado,
ni una tan sólo hubierais terminado,
pues con más gracia yo me las repito.
Y que otro me las diga no permito.

Cyrano de Bergerac (1950) Aquí está la película completa. Pero en inglés. Los versos de arriba aparecen en la película sobre el minuto 8.
Publicar un comentario