23 de mayo de 2007

Paco Pepe y yo. Somos iguales.

S omos como dos gotas de agua?. Esto me lo pregunto de vez en cuando. Y es que Paco Pepe y yo nos parecemos en muchas cosas.
Los dos tuvimos una infancia muy dura. Nos hemos criado solo con hermanos (mi hermana se fué con la suya).
Lo peor de todo es que de niños nadie quería jugar con nosotros. A los dos nos tuvieron que hacer lo mismo.
Mi padre me tenía que atar una chuleta al cuello para que el perro jugara conmigo.

Nos parecemos mucho, pero a él le gustaría tener mi cuerpo. No me preguntéis porqué. Parece que no está bien. Nos diferenciamos en que él sabe posturas del Taichí Lucentino. Nos lo demostró el otro día junto al puente de Triana en Sevilla.
Este es Paco Pepe haciendo la postura de la Garza Hambrienta. Así estuvo más de 15 minutos. Lo tuve que echar a andar de nuevo a pedradas.

La única que lo entiende es Mari Sierra.
Publicar un comentario