3 de noviembre de 2011

Constantinopla

Ahí se queda. Me iré de aquí sin probar un durum de los auténticos.
Es lo que tiene esto, te traen pero a currar, no de paseo.
Las fotos son de unos pastelillos turcos, aceite, y las vistas desde el hotel.




Publicar un comentario en la entrada