17 de diciembre de 2011

En el IKEA

No nos he terminado de gustar la comida del IKEA, aunque el codillo y el salmón estaban bien. Pero fallan las patatas fritas y los refrescos.
Espero que el pedazo de cuña de chocolate que me está esperando para el postre me haga olvidarme del almuerzo.



Publicar un comentario