12 de febrero de 2013

El único en la puerta.

Aquí estoy. Esta vez no me lo explico.
No me creía tan raro.
Cada uno tendrá su motivo.
El mío es que no me parece bien y esto es lo menos que puedo hacer, secundar la huelga convocada.

Publicar un comentario en la entrada