5 de febrero de 2007

!Pero que guapos y buenos son mis jefes!

Mis jefes son cariñosos, muy guapos,limpios y buena gente.
Ha llegado a mis oídos que mis jefes visitarán tarde o temprano este blog, por lo que voy a ir preparando el terreno. Lo primero que hago cada día es dar gracias a la vida por darme estos dos jefes como dos LUCEROS.

Y para terminar de hacer la pelota quiero dedicarle este poema:
Gracias a la vida que me ha dado tanto.
Me dio dos LUCEROS que, cuando con ellos trabajo,
perfecto distingo lo negro del blanco,
y en el alto cielo su fondo estrellado
y en las multitudes el hombre que yo amo.
Gracias a la vida que me ha dado tanto.
Me ha dado la risa y me ha dado el llanto.
Gracias a la vida que me ha dado tanto.
No sé porqué extraña conexión neuronal, me he acordado al leer esto, de Lucero el burro de mi amigo Juanma. Hablando de burros, os pongo aquí el famoso video del burro cachondo. ¿quien podrá decir ahora que un gordo cagando no es erótico? Al menos para este burro lo es.

Estoy seguro que la despedida de ninguno de ellos la celebraremos así:
Publicar un comentario