17 de noviembre de 2007

Declaración de Amor a José Ignacio, el inventor de SIEMPRE POSITIVA.

Ya he hablado en este blog de mi querido amigo José Ignacio.


En aquella entrada yo decía de él:

José Ignacio ha sido, y es un referente cultural y pensador para mí. Tiene una filosofía de vida "barata y de software libre" que me gusta y he seguido en muchas ocasiones.

Quizás no lo sepa pero, en parte, mi vida es como es ahora por este tipo de filosofía suya, que he copiado.

José Ignacio, se inventó su propia filosofía de vida. Filosofía que viene praticando desde hace muchos años y que no consiste en otra cosa que afrontar cada día con una mentalidad Siempre Positiva.

Ese es el nombre que le ha puesto este año, Siempre Positiva, pero él viene contagiando esto a todos los que le rodeamos.

Yo no tengo muchos amigos, pero los que tengo son de lo mejor. Uno de ellos es desde el año 92, José Ignacio.

Hoy mi vida es felíz con mi hija Luna y con Pepa y en buena parte se debe a él y su forma de pensar que he querido copiar para mí mismo, aunque esto es más largo de explicar.

Hace días él y Nienes (su mujer) han pasado por una situación muy desagradable. Ahora que empiezan a recuperarse Nieves quiere utilizar esta vía para dejarle escrito su cariño y agradecimiento.

Nieves me envió este correo que os pongo a continuación:

¡Hola, Joaquín! Soy Nieves.

Hace poco Jose Ignacio y yo tuvimos la inmensa alegría de contaros que, contra todo pronóstico, íbamos a ser papás y tú, como buen amigo que eres, nos felicitaste en tu blog porque sabías lo importante que era para nosotros haber conseguido ese embarazo.

Como has sabido en los últimos días, ese pequeñín no ha querido o no ha podido quedarse con nosotros en esta ocasión y, aunque lo cuidamos y mimamos hasta el exceso, la naturaleza (que de esto sabe más que nosotros) puso punto y seguido a esta aventura de la paternidad, segura de que sería lo mejor para todos.

En fin, que no ha podido ser, pero, a pesar de la penita que nos da decirle adiós a nuestro sueño de 12 semanas, José Ignacio y yo estamos intentando mantener la calma e imprimir nuestro sello positivo a esta experiencia.

¿Y qué puede haber de positivo en todo esto? podrías preguntarte. Pues, a día de hoy, he redescubierto a un montón de amigos, a mi familia y a gente que sé que va a estar ahí en lo bueno y en lo malo; a mí misma intentando superar la adversidad de afrontar una pérdida tan importante y, por encima de todo ésto, a mi querido amigo, confidente, COMPAÑERO y marido.

No deja de emocionarme recordar cómo me abrazó al conocer la noticia, cómo quiso despedirse de su bebé, cómo me cuidó en esas horas tan difíciles y amargas en el hospital, cómo me está sosteniendo para que no me pueda la pena; no deja de sorprenderme con sus palabras, sus gestos y su actitud SIEMPRE POSITIVA que contagia hasta a los más pesimistas (dígase, yo) en los peores momentos.

Sé que él es un fervoroso seguidor de tu blog y que lo lee todos los días, ignorando mi presencia durante varias horas...(en fin, mejor contigo que con una rubia pechugona); por eso tengo que pedirte el favor de que le des las gracias con este e-mail de mi parte, una vez mas, "por haberle conocido" y le digas que aquí estamos, como siempre, para seguir trabajando en equipo, mano a mano, beso a beso, por esa vida llena de cositas buenas que queremos compartir con todos vosotros.

Un abrazo SUPER POSITIVO. Nieves.

Pues aquí queda esta declaración de amor para la historia.

Os animo a todos los que de vez en cuando leéis este blog a que tengáis esa actitud Siempre Positiva. Funciona, es grátis y mucho mejor que el bifidus activo y las leches con calcio. Mirar la vida con color, con alegría, buscando lo bueno, contagiando felicidad,... eso es bueno para tí y para quien esté contigo.

José Ignacio: gracias, amigo. Nieves y yo te queremos.

Como José Ignacio quiere mantenerse en el anonimato y no me deja poner aquí fotos suyas, pondré una que hicimos el otro día mientras paseaba con él. Resulta que le llamó la atención como un pajarillo había hecho un nido en esta caja de cuadro eléctrico rota.

Así es él


Y para animar el cotarro, quiero dejar por aquí la canción con la que más hemos bailado cuando los dos salíamos juntos de caza, por aquellos veranos del finales del siglo pasado y comienzos del de este.

Nos paseabamos por las discotecas intentando darnos a conocer, pero como nadie picaba, pues nos dedicabamos a bailar sensualmente a lo Chayanne. Torero es la canción que más le gustaba.

Otras entradas ->Plan en mi boda Luna con 5 Meses Pintando Estantería Mi tatarabuelo Mis Lamparas Follagallinas
Publicar un comentario en la entrada